Meteorismo

El meteorismo es el aumento de aire en el tubo digestivo que genera distensión de la pared intestinal e incremento de la eliminación de gases.

¿Qué es meteorismo?

El meteorismo es el aumento de aire en el tubo digestivo que genera distensión de la pared intestinal e incremento de la eliminación de gases.

Es uno de los síntomas gastrointestinales más frecuentes en la población general. Puede generar malestar en las personas que lo padecen e incluso afectar su vida social.

La eliminación de gases y eructos diariamente son un mecanismo fisiológico para eliminar el aire que ha quedado atrapado en el tubo digestivo. En promedio, una persona, elimina entre 14 y 23 gases en el día, y los eructos son habituales luego de las comidas.

En algunas ocasiones este número puede ser excesivamente mayor, o estar dentro del esperable pero acompañado de continuos ruidos y dolor abdominal intenso localizado en el centro o a los lados del abdomen. En esos casos hablamos de meteorismo.

 

¿Cuáles son sus causas?

El meteorismo puede tener múltiples causas como:

  • Aerofagia, que es la ingesta excesiva de aire. Se produce principalmente por comer o beber muy rápido, masticar chicle o fumar.
  • Producción bacteriana. Las bacterias que pertenecen a nuestra flora intestinal habitualmente producen gas como parte del metabolismo de los alimentos. Pero existen algunos alimentos que generan mayor producción que otros. En algunos casos puede existir Sobrecrecimiento Bacteriano que es un cuadro de alteración de la flora intestinal habitual que genera malabsorción.
  • Problemas en la digestión de ciertos alimentos. Los más comunes son lactosa y trigo.
  • Enfermedades del tubo digestivo. Algunas a destacar son la Enfermedad Celíaca y el Síndrome de Colon Irritable, aunque hay múltiples patologías que presentan meteorismo dentro de su cuadro clínico.

 

¿Qué medidas preventivas podemos tomar?

Se recomienda disminuir el consumo de algunos alimentos que favorecen la producción de gas en el tubo digestivo. Los más frecuentes son:

  • Lácteos.
  • Cereales (principalmente trigo).
  • Algunas verduras: crucíferas, papa y maíz.
  • Legumbres.
  • Bebidas con gas.
  • Azúcar y endulzantes artificiales.
  • Chicle.

Diagnóstico

El meteorismo se diagnostica en la consulta médica a través del interrogatorio y el examen físico. Si es necesario, se solicitan estudios para descartar distintas patologías que lo provocan. Entre ellos se encuentran los anticuerpos para Enfermedad Celíaca en sangre, la Endoscopía Digestiva con biopsias de duodeno y el Test de Hidrógeno en Aire Espirado.

 

Tratamiento

El tratamiento del meteorismo, sin otra causa subyacente, es la modificación de la dieta, del estilo de vida y antiflatulentos como la Simeticona. También puede estar relacionado con algunas patologías del tubo digestivo. En ese caso se debe realizar tratamiento específico para la enfermedad de base.


1