ESTUDIOS FUNCIONALES

pH impedanciometría y Manometría Esofágica de Alta Resolución

ESTUDIOS FUNCIONALES

pH-Impedanciometría

¿Qué es?

Esta prueba consiste en la introducción de una sonda de muy pequeño calibre por un orificio nasal, la cual quedará instalada durante 24 horas dentro de su esófago; es de suma importancia que la sonda no se mueva de la posición en que la hemos colocado.

La intención de la prueba es vigilar lo que ocurre en su esófago durante un día normal, especialmente si hay síntomas; por este motivo, le rogamos que si usted sabe lo que aumenta sus molestias, lo haga durante el tiempo que tenga puesta la sonda.

 

¿Por qué y para qué se realiza?

Es la única exploración que permite estudiar, durante un día completo, el tiempo que permanece el reflujo ácido y no ácido en contacto con la mucosa del esófago y su relación con los períodos de sueño, comidas, posición, y su asociación con síntomas relacionados.

En definitiva, es la prueba indicada para evaluar la cantidad y calidad del reflujo ácido y no ácido al esófago distal.

Si está usted operado del esófago o del hiato, esta exploración es la única que permite medir el grado de acidez en el esófago durante 24 horas y, por lo tanto, que da una información veraz del resultado de su cirugía.

 

¿En qué consiste?

Se utiliza una sonda delgada, flexible (libre de látex), que permite medir el “grado de acidez” y los cambios de la resistencia eléctrica en el interior del esófago. Se introduce la sonda por la nariz hasta llegar al esófago. No es una prueba dolorosa. La sonda se conectará a un aparato de registro portátil (grabador) a modo de cinturón que llevará durante 24 horas, registrando continuamente las características antes citadas (pH y resistencia eléctrica) y el movimiento del contenido del esófago.

Durante las 24 horas que dura la prueba debe anotar en el diario que se le entregará las horas de inicio y finalización de las comidas, así como los períodos de descanso y la presencia y duración de síntomas como ardor, dolor, tos, náuseas, etc. Esta información es imprescindible para la correcta interpretación de los resultados. Además, es importante que durante este tiempo el paciente siga su ritmo de vida habitual, sin hacer restricciones alimentarias ni tabáquicas ni alcohólicas, si es que forman parte de la rutina del paciente. Solo así se reproducirán las características del reflujo de manera real.

Es posible, sin embargo, que en función de la actividad laboral del paciente este día no pueda ir a trabajar. Lo único que el paciente no puede realizar es ducharse o bañarse, puesto que el aparato grabador no se puede mojar.

Aproximadamente, al cumplir las 24 horas de empezar la prueba, le citarán para retirar la sonda. Posteriormente se realizará el análisis de los datos recogidos, conectando el grabador a una computadora.

 

Ver más información sobre pH impedanciometria haciendo click aquí.

 

Manometría Esofágica de Alta Resolución

¿Qué es?

El esófago es un tubo muscular que conecta la garganta con el estómago. La Manometría Esofágica es una prueba diagnóstica que permite estudiar el movimiento, la presión y la fuerza de la onda de contracción del músculo esofágico a medida que transporta los alimentos hacia el estómago. La prueba mide además qué tan bien se abren y se cierran los esfínteres en la parte superior e inferior del esófago.

La Manometría Esofágica de Alta Resolución, a diferencia de la Manometría Esofágica convencional, permite estudiar en detalle y con mayor precisión si el esófago está funcionando de manera adecuada y tiene como ventaja una mayor comodidad para el paciente.


¿Por qué y para qué se realiza?

La Manometría Esofágica de Alta Resolución está indicada para la evaluación de pacientes con dificultad para tragar alimentos o líquidos (Disfagia), siempre en el caso que no haya motivo de obstrucción reconocido. Para pacientes con dolor en el tórax sin origen cardíaco; pacientes con regurgitación y sospecha de presencia de acalasia; pacientes con diagnóstico de esclerodermia; en la evaluación de enfermedad por reflujo gastroesofágico y su respuesta al tratamiento, así como previo a la realización de una pHmetría de 24 horas y en la evaluación previa a una cirugía antirreflujo.


¿En qué consiste?

El procedimiento consiste en la colocación de un catéter fino y flexible con múltiples sensores a través de un orificio nasal hacia el estómago (por la nariz se tolera mejor que por la boca dado que de esta forma provoca menos arcadas). La introducción del catéter se ve facilitada mediante la lubricación y anestesia local en la fosa nasal.

Una vez en su sitio, el sistema es conectado a un dispositivo de registro digital.

Durante el estudio, que dura 20 minutos en promedio, se le solicitará en varias oportunidades que efectúe tragos de agua.

Terminado el estudio, se extrae la sonda y se procede a elaborar un informe en base a los registros que se obtuvieron en la computadora.

Es recomendable traer ropa cómoda. No es necesario acudir con un acompañante y luego del estudio se pueden retomar las actividades de forma normal.

 

 Ver más información sobre Manometría Esofágica de Alta Resolución haciendo click aquí.


1