Ictericia

La Ictericia es un síntoma. Se produce cuando la piel, las partes blancas de los ojos (conjuntivas) y el paladar (mucosas) se ponen amarillas; como consecuencia del exceso de bilirrubina en la sangre.

¿Qué es la Ictericia?

La Ictericia es un síntoma. Se produce cuando la piel, las partes blancas de los ojos (conjuntivas) y el paladar (mucosas) se ponen amarillas; como consecuencia del exceso de bilirrubina en la sangre.


¿Cuáles son los síntomas?

La Ictericia es un síntoma relacionado con la presencia de exceso de bilirrubina en la sangre. En algunos casos, la ictericia puede acompañarse de coluria (orinas de color muy oscuro por la presencia de bilirrubina en la orina) y acolia (heces muy claras por la ausencia de pigmentos derivados de la bilirrubina). Prurito (picazón) en el cuerpo como consecuencia de la acumulación de sustancias que deberían eliminarse por la bilis.

 

¿Cuáles son sus causas?

Su causa principal es el aumento de la bilirrubina. La bilirrubina es una sustancia química color amarillo que contiene la hemoglobina, sustancia que transporta el oxígeno en los glóbulos rojos. A medida que los glóbulos rojos se degradan, el cuerpo produce nuevos glóbulos rojos para sustituirlos. Uno de los productos de la degradación de los globúlos rojos es la bilirrubina que se metaboliza por el hígado y se elimina a través de él.

Existen dos situaciones donde puede aumentar la bilirrubina. Aquellas donde hay un aumento en la degradación de los glóbulos rojos como las enfermedades de la sangre (causa no hepática), y aquellas donde el hígado no puede metabolizar o eliminar la bilirrubina, produciendo la acumulación en el organismo, como sucede en las enfermedades hepáticas que producen hepatitis, en la cirrosis cuando esta descompensa, en casos obstrucción de los conductos biliares, entre otras causas.

 

Diagnóstico

Un examen de sangre donde se observe la presencia de valores de bilirrubina elevados permite confirmar el diagnóstico. Por otra parte, se debe realizar otros exámenes complementarios según correspondan para orientar el diagnóstico de la causa de la ictericia.

 

Tratamiento

El tratamiento se basa en el hallazgo de la causa de la ictericia.

Como se mencionó previamente la Ictericia no es una enfermedad por sí misma, sino que se trata de un síntoma como manifestación de un trastorno subyacente. Por este motivo, el descenso de los valores de bilirrubina y en consecuencia de la icteria, se basará en tratar la causa que produjo dicho cuadro.

 


1