Colitis

La Colitis es una inflamación del intestino grueso que puede causar distintos síntomas de acuerdo a la intensidad del cuadro y del estado de salud previo del paciente.

¿Qué es la Colitis?

La Colitis es una inflamación del intestino grueso que puede causar distintos síntomas de acuerdo a la intensidad del cuadro y del estado de salud previo del paciente.

 

Tipos de Colitis

Las Colitis se pueden clasificar de acuerdo a la causa que las generan, siendo las principales:

  • Colitis ulcerosa: es una enfermedad inflamatoria intestinal crónica que produce úlceras a nivel del recto y el colon, pudiendo cursar con períodos sintomáticos (exacerbaciones) y asintomáticos (remisiones).
  • Colitis isquémica: se genera por una obstrucción a nivel de los vasos que llevan sangre al intestino. Suele ocurrir en pacientes con factores de riesgo, como son la diabetes, la elevación del colesterol, la insuficiencia cardíaca o las enfermedades coronarias.
  • Colitis pseudomembranosa: ocurre por la infección por una bacteria llamada Clostridium Difficile, la cual produce y libera toxinas capaces de lesionar la pared del intestino. Se asocia al uso previo de antibióticos, internaciones prolongadas, edad avanzada (mayores de 65 años), y enfermedad inflamatoria intestinal entre otros.
  • Colitis nerviosa o mejor conocida como Síndrome de Intestino Irritable: es un trastorno que se genera en ausencia de lesiones orgánicas, es decir, funcional. Suele manifestarse con dolor abdominal y cambio en la consistencia o frecuencia de las deposiciones antes situaciones de estrés o ciertos alimentos.
  • Colitis rádica: se refiere a los cambios producidos en el colon y recto por la radiación secundaria al tratamiento de radioterapia en los pacientes con cáncer de próstata, útero, recto, ano, vejiga y testículos.

 

¿Cuáles son los principales síntomas?

Los síntomas pueden incluir:

  • Distensión y dolor abdominal, en forma constante o intermitente.
  • Gases.
  • Alternar entre períodos de diarrea y constipación.
  • Ganas constantes de tener deposiciones.
  • Sangre y/o moco en la materia fecal.
  • Fiebre y/o escalofríos.
  • Deshidratación.

¿Cuáles son sus causas?

Dentro de las causas se podrían incluir:

  • Infecciones virus, bacteria, o parásitos.
  • Estrés.
  • Autoinmunidad.
  • Isquemia, por falta de flujo sanguíneo.
  • Radiación previa al intestino.
  • Aunque en algunos casos la causa puede permanecer desconocida.

 

¿Qué medidas preventivas podemos tomar?

La mejor manera de prevenir es realizar siempre los controles correspondientes de acuerdo a tu edad y antecedentes y ante la aparición de cualquiera de los síntomas mencionados previamente consultar a tu médico.

 

Diagnóstico

El diagnóstico es realizado por el médico teniendo en cuenta la suma de los síntomas por los que consulta el paciente y los resultados de los estudios realizados. Dentro de estos se encuentran:

  • Radiografía de abdomen.
  • Tomografía computada de abdomen y pelvis con contraste oral y endovenoso.
  • Análisis de sangre y de materia fecal.
  • Videocolonoscopía con toma de biopsias.

 

Tratamiento

El tratamiento va a depender de la causa de la Colitis. El objetivo principal es aliviar los síntomas, por lo que se suelen indicar medicamentos para el dolor, bajar la temperatura y disminuir los episodios de diarrea asociados a la dieta. Además, hay tratamientos específicos, como pueden llegar a ser los antibióticos en la Colitis pseudomembranosa o los corticoides en los casos moderados - severos de la Colitis ulcerosa.

 


1