Pólipos Colónicos

Los pólipos colónicos son lesiones elevadas que aparecen en la pared del intestino grueso. Pueden ser malignos (neoplásicos) o benignos (no neoplásicos).

¿Qué es un pólipo colónico?


Los pólipos colónicos son lesiones elevadas que aparecen en la pared del intestino grueso. Pueden ser malignos (neoplásicos) o benignos (no neoplásicos).

 

¿Cuáles son los síntomas?

En muchos casos pueden ser asintomáticos, por lo que es importante que te hagas controles periódicos con tu médico. Algunas personas pueden tener:
? Sangrado con la materia fecal: se puede ver sangre roja o, a veces, la materia fecal se tiñe de color negro.
? Anemia en los análisis de sangre, que generalmente es por falta de hierro.
? Cambios en el ritmo evacuatorio, ya sea diarrea o constipación.
? Cambios en el calibre de la materia fecal, por ejemplo que sea más finita de lo habitual.
? Dolor abdominal.

 

¿Cuáles son sus causas?

En una situación normal las células que forman la pared del colon crecen de manera ordenada. Para que se forme un pólipo por algún motivo se pierde ese orden y las células empiezan a crecer mucho más rápido y de forma descontrolada, formado estas lesiones sobreelevadas.

 

¿Qué medidas preventivas podemos tomar?

Para prevenir la formación de los mismos debes adoptar hábitos saludables, como aumentar el consumo de frutas y vegetales, dejar de fumar y disminuir el consumo de alcohol. Realizar actividad física en forma regular y bajar de peso en caso de requerirlo.

La mejor manera de prevenir enfermedades asociadas a la aparición de pólipos colónicos (como el cáncer de colon) es consultar al médico a partir de los 50 años, o antes, en el caso de tener alguno de los síntomas descritos anteriormente.

 

¿Existen factores de riesgo?

Los factores de riesgo para la formación de pólipos colónicos son:
? La edad, a mayor edad mayor riesgo. Suelen aparecen en mayores de 50 años.
? Antecedentes familiares de pólipos o cáncer de colon, principalmente padres o hermanos.
? Antecedentes personales de enfermedades inflamatorias como son la Enfermedad de Crohn y la Colitis Ulcerosa.
? Tabaquismo y consumo excesivo de alcohol.
? Obesidad y realizar poca actividad física.
? Alto consumo de carnes rojas y poco consumo de frutas y vegetales.

 

Diagnóstico

Los métodos disponibles para realizar el diagnóstico son:

? Videocolonoscopía (VCC): permite ver tu intestino por dentro y en caso de detectar alguna lesión tomar una pequeña muestra de la misma (biopsia) o extirparla. Para este estudio necesitas hacer una preparación previa con un laxante para limpiar el intestino y que el médico que realiza el estudio tenga buena visión del mismo.

? Videocolonoscopía virtual: se ve tu intestino mediante una tomografía. Requiere que hagas una preparación como en el estudio anterior y si se llega a encontrar una lesión se debe realizar una VCC común.

? Colon por enema: también tienes que tomar laxantes previo al estudio. Se hace un enema con contraste para teñir todo el intestino y te sacan un montón de radiografías. Si se llega a encontrar una lesión también se debe realizar una VCC común.

? Análisis inmunoquímico de sangre oculta en materia fecal (FIT): se usa para buscar sangre no visible en la materia fecal. Se puede realizar anual si el resultado es negativo, pero si llega a ser positivo, deberás someterte a una VCC.

 

Tratamiento

Los pólipos colónicos deben ser extraídos, y esto se puede hacer mediante videocolonoscopía o cirugía en caso de que sean de gran tamaño o malignos.

Luego de la extracción de uno o más pólipos vas a tener que hacerte videocolonoscopías de seguimiento. El tipo de pólipo que te hayan sacado es el que va a determinar la frecuencia en la que te vas a tener que realizar las mismas.


1